Una noche de Julio


SP_A0492Mañana ó ayer, no importa ya; siempre he dicho que la razón manda sobre el corazón, pero tú fuiste capaz de traspasar esa inexpugnable coraza, más aún hoy no eres más que un tabú para mí, un tabú más en mi vida.

Amor, has sido la alegría más efímera, mi perenne suplicio, para mi has sido vida, muerte y resurrección, libertad y a la vez mi yugo; y aquí me tienes intentando borrarte de mi memoria, una copa de lagrimas y algo de sal, más el licor de la nostalgia.

Sucumbo a la tentación, pero solo pienso en ti, pues al final… todas mis tentaciones eras tú, y me maldigo y maldigo a mis fantasmas, que me alejan de la realidad ,es el precio de aprender a no llorar, que la cuota por aprender a callar ya la pagué y con creces hace tiempo, más ahora es un sinsentido intentar hablar, sobre todo de aquello que quedo por decir.

Y así con el corazón fuera de lugar, no puedo más que intentar disimular, al final el amor de mi vida no es más que un pacto, sí tú me quieres, yo te trato bien; pese a que siempre dijiste que era frío y tal vez un poco indiferente, tu amor hoy me corta cual cristal.

Aquel beso eterno y fugaz , la desintegración de la persistencia de la memoria, tus ojos de miel… esos ojos que quiero no recordar, más no olvidar, y es que me deje llevar, me aferré a una ilusión, a un sueño, creí que te amaba un poco más que a mí, y es que me olvidé de los caprichos de los Oniros, pues, ¡al final los sueños, sueños son!

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s