Eran presentes diferentes pero añoraban futuros idénticos


mis manosPorque a pesar de que ya casi no te veo, sigo creyendo que tú y yo venimos en paquete, tal vez jamás te he dicho lo que siento por ti, pero siempre estará ahí, cuando te pregunte por la etiología o el tratamiento de alguna patología, un te quiero estará ahí; cuando te pase algún artículo o un libro, un te quiero mucho estará ahí; cuando me cuentes algo y me mires con la mirada perdida y en silencio, no es que no te preste atención, entonces me pedirás que diga algo, a lo que sencillamente yo responderé con un “no sé qué decir”, entonces créeme, es que, en ese silencio hay un te amo.

No sabría decirte cuánto te he llegado a estimar, cuánto es mi amor por ti, pero es tanto que jamás cambiaría por ti, de la misma manera en que sé tú no cambiarías por mí, porque así como somos es perfecto, porque me permites expandirme como el universo, porque me has dado una voz y me permites expresarme un poco más porque sabes que no es suficiente, porque me sigues la corriente pero aún así me detendrías cuando pierda el camino, para de nuevo ponerme en perspectiva sin presionarme a elegir por donde andar.

Y sin importar si tu nuevo amor o el viejo amor, o cualquier otro amor vine o va, aún creo que si te casas con MariFer, te casas con Luis Chávez y viceversa…

 

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s