Plegarias Atendidas…


PC076398Ha llegado el momento de elegir, y lo que creía claro se vuelve turbio como el mar cuando llega la tormenta. Apenas si cruzamos palabras, pero desde el principio había algo, me dan ganas de contar  mil historias, como Sherezada en las mil y una noches.

Sé que no es lo mejor, pero hasta ahora mi camino seguía una meta, una meta que no ha cambiado, pero la forma de llegar puede que sí… creo de verdad que hay que tener cuidado con lo que se desea, puesto que la peor manera de descubrir que no quieres algo es cuando lo tienes.

Por lo pronto he decidido, no mirar más hacia el mañana y ser más agresivo, ser más espontaneo…

Llegas y lo primero que haces es revivir un viejo cuento ¿destino quizá? no lo sé, y honestamente ya basta de amores imaginarios, pero a veces mi ingenuidad hace que me emocionen incluso las cosas más pequeñas o aquello que otros no valoran, pero mitigar el dolor no se compara con la oportunidad de seguir escuchando cuentos y convertirlos en realidad, lo que sé es que no me importaría tener ambas un empleo bien remunerado y otro al que ame.

Ya no es tiempo de dudar, y como dice la canción “tantos años esperando lo que ahora estoy negando”… Así que quiero regresar a las aulas con todo y aprender más, dejar de escuchar historias para ser yo quien las cuente; ya que al final una lámpara no sirve de nada si se coloca debajo de una mesa.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Diario Personal, Variedades. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s