Balada del infante loco


 

13413143_10208603460717153_2357152055053631060_nEl pálido Infante
una extraña locura tenía,
el pálido Infante…
poseer una estrella quería…

Para curar su mal, el Rey hizo venir
de un imperio lejano a la Infanta más bella,
pero, el Príncipe, al ver sus ojos de zafir,
se acordó de la estrella…

Amarga era su vida hasta que, una mañana
—sin criados ni mastines,
el gerifalte al puño— lo vio pasar la gente cortesana;
se dijo que iba a cazar a la selva cercana…
No retornó jamás a sus jardines…
Y Carmín, el buen paje que persiguió su huella,
hallóle muerto frente al mar sonoro:
en sus ojos azules se miraba la estrella
como una lágrima de oro…

Medardo Ángel Silva

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s